All Sport Day

Noticias, Fotos, Videos y mucho Mas sobre tus deportes Favoritos...


No estás conectado. Conéctate o registrate

Evolución detrás del plato:

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 Evolución detrás del plato: el Lun Jun 25, 2012 11:22 am



PHOENIX - Cuando se debate quién es el mejor receptor de la Liga Nacional, surgen luminarios de la posición como el boricua Yadier Molina de los Cardenales, Brian McCann de los Bravos y el panameño Carlos Ruiz de los Filis, entre otros.

Sin embargo, ahora mismo un nombre que no puede faltar en dicha conversación es el del venezolano Miguel Montero, de los Diamondbacks de Arizona.

Tanto al bate como a la defensa, Montero se ha convertido en uno de los cátchers más respetados de Grandes Ligas. Es una transformación impresionante de parte del caraqueño, quien hace unos pocos años tenía mucho terreno por recorrer para considerarse entre la élite de los receptores.

"Siempre me he sentido que tengo las condiciones para ser buen cátcher, pero que no las había puesto en uso", le dijo Montero a LasMayores.com. "Creo que me he preparado todos los años para tratar de mejorar y para tratar de ser el mejor cátcher de la Liga Nacional, tratar de ser el mejor cátcher de las Grandes Ligas."

Aún no es hora de declararlo el mejor de todos, pero Montero está acumulando argumentos que son difíciles de refutar. A la defensa, es el líder indiscutible de la Gran Carpa en porcentaje de corredores atrapados en intento de robo con un impresionante 52%...el que le sigue en el segundo lugar es Ruiz con "apenas" un 39%.

"Básicamente le ha quitado el robo de base a la oposición", dijo el relevista del equipo del desierto, David Hernández. "Sus números hablan por sí mismos."

Además de los cohetazos desde el plato, Montero se ha convertido en una muralla detrás del plato, evitándoles muchos lanzamientos desviados a sus pitchers y cometiendo apenas tres passed balls, la tercera menor cantidad de las Mayores.

"Miggy es de primera categoría con la forma en que bloquea el plato, en que recibe y, obviamente, su proporción de corredores atrapados en intento de robo habla por sí misma", dijo el abridor de los Diamondbacks, Daniel Hudson. "Hace correctamente las cosas pequeñas, como bloquear los pitcheos y cuadrar los lanzamientos para tratar de conseguirles los strikes a los pitchers. Es lo mejor de lo mejor."

Bateo nunca le había faltado a Montero. De por vida en siete años en Grandes Ligas, lleva promedio de .272 y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .789.

Viniendo de una campaña del 2011 en que conectó 18 jonrones con 86 empujadas y OPS de .820, el venezolano empezó algo lento la presenta temporada. Sin embargo, ya se ha encendido al bate y con 21 empujadas en el mes de junio. Ha establecido una marca personal de remolques en un mes, y en la Nacional sólo su compañero Jason Kubel tiene más producidas en junio.

Entre los receptores de las Mayores lleva la mayor cantidad de impulsadas con 42, para acompañar su promedio global de .274, siete jonrones y OPS de .795 en el 2012.

"Siempre me he sentido que soy capaz de batear", relató Montero.

Eso estuvo claro todo el tiempo. Lo que sí tenía que mejorar Montero en sus primeros años como receptor titular de Arizona era su destreza a la hora de pedir el juego y ponerse en sintonía con sus lanzadores. Ha costado trabajo, pero ahora el venezolano se ha puesto a la altura de las expectativas en ese sentido.

"Tomé eso como la parte fundamental, la clave para mí para establecerme en Grandes Ligas y ser un buen receptor", manifestó el cátcher, que cumplirá los 29 años de edad el próximo 9 de julio. "Me dije, 'Tengo que poner a mis pitchers a lucir bien y a ganar juegos, a que tengan buena efectividad.' La única manera de hacer eso era prepararme.

"Ver mis videos, tratar de saber lo que estoy haciendo en el home plate, no adivinar", continuó. "Me he dedicado a ver videos, a estudiar un poco mejor a los bateadores. Siento que he mejorado y que he aprendido, aparte de que tengo mucho más tiempo en la liga y conozco un poquito más a los bateadores que en el pasado."

En el 2012, Montero ocupa el cuarto lugar de la Liga Nacional en efectividad como cátcher, con 3.71. Dicho logro se debe en parte a que se ha podido colocar "en la misma página" con los lanzadores de los Diamondbacks.

"Es difícil a veces para los cátchers", dijo Hudson. "Se toma un tiempo para aprenderse lo que les gusta hacer a ciertos pitchers en ciertos conteos ante ciertos bateadores. Pero llegamos a conocernos y, una vez nos pusimos en sintonía, de ahí partimos."

La mejoría de Montero como receptor defensivo se debe al empeño que ha puesto, por supuesto. El venezolano señala al coach del bullpen de Arizona, Glen Sherlock, como una persona clave que lo ha ayudado a afinarse en su mecánica con horas y horas de trabajo. Además, Montero afirma que la presencia de su compatriota Henry Blanco--un veterano bien respetado en el béisbol-como segundo receptor del equipo ha sido bien positiva para su confianza desde el 2011.

De su parte, el manager de los Diamondbacks, Kirk Gibson, ha visto de cerca el progreso de Montero a través de los años y ahora es beneficiario de los frutos que ha rendido el tanto trabajo del caraqueño con Sherlock y otros.

"Te puedo decir que le da mucha confianza a nuestro equipo en torno a lo que hace", dijo Gibson. "Ha tirado la bola tan bien. Entiende la mecánica y los fundamentos de lo que tiene que hacer. Sus bloqueos son excepcionales y su pedir del juego es excepcional."

En mayo, ante la posibilidad de que Montero se fuera del equipo como agente libre luego del 2012, los Diamondbacks le dieron a su receptor titular una extensión de contrato de cinco años y US$60 millones. Para Montero, ahora sólo resta enfocarse en ser el mejor pelotero posible.

"Me da tranquilidad", dijo al respecto. "Creo que ya no pienso en contrato, ni en agencia libre.

"Pero la tranquilidad mía está en hacer mi trabajo", enfatizó. "Mi tranquilidad es salir a jugar el béisbol y dar lo mejor de mí todos los días. Mi personalidad es dar el 100% todos los días. Tampoco voy a estar laid back (relajado y sin motivación) porque ya tengo contrato. En lo absoluto. Para mí ahora es producir más y demostrar que soy el pelotero al que le pagaron."

Hasta ahora no hay queja alguna en el dugout de los Diamondbacks acerca de la evolución de Montero, ni mucho menos su motivación para seguir mejorando.

"Es un muchacho con la actitud correcta que va tras la excelencia", dijo Gibson. "Quiere ser un jugador élite, quiere ser un compañero élite y quiere ser un líder élite.

Ver perfil de usuario http://allsportday.foroes.org

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.